lunes, 7 de agosto de 2017

Los "Oasis" de Guadalajara

Como todos los años, el verano en Castilla pega duro, pero en nuestra provincia tenemos auténticos vergeles u oasis que nos ayudan a poder sobrellevar mejor las altas temperaturas. 

Me gustaría poder incluir en la lista al pantano de Entrepeñas, pero desafortunadamente entre las sequías y los continuos trasvases, no hay apenas agua y lo que fue en su día el "Mar de Castilla", hoy es más bien todo lo contrario. 

Entre mis puntos favoritos he de destacar el Parque Natural del Alto Tajo, el área verde protegida más extensa de Guadalajara, hacia el oriente de la provincia, en la comarca del Señorío de Molina de Aragón, os recomiendo que visitéis:

  • El puente de San Pedro, donde confluye el río Gallo con el Tajo, un poco masificado porque todo el mundo de la zona se lo conoce. Es precioso ver como las aguas del Gallo, un poco más turbias que no sucias, se juntan con el agua cristalina de un Tajo todavía niño. 
  • Salto de Poveda, una vez que hayáis contemplado el espectáculo del salto, subid un poco más, en dirección hacia la laguna de Taravilla y justo donde se sitúa el puente atirantado, se ubica otro de los puntos más bonitos y frescos de la provincia, dándose un chapuzón y nadando junto las truchas
  • La Sima de Alcorón, aquí tenéis que llevar incluso "rebequita", jejeje, ya que la diferencia térmica entre el exterior donde se ubica el merendero y el fondo de la sima es de casi 20 grados y no exagero, pero merece mucho la pena bajar y contemplar una de las oquedades más impresionantes de Guadalajara.
  • La Cueva de los Casares, en la Riba de Saelices, no hay tanta diferencia térmica como en la sima pero se nota. Además de huir del calor, podréis contemplar sus grabados y pinturas prehistóricas.
Río abajo, os encontraréis con Trillo y aquí debéis hacer parada y fonda en el entorno de la cascada del río Cifuentes antes de su desembocadura en el Tajo. Es un lugar muy fresco, en el que gentes de la zona se acercan sobre todo en las últimas horas del día para tomarse unas cañas con los amigos al frescor del Cifuentes, aunque si vais antes, los plataneros que cubren la terraza os harán pasar menos calor que a pleno sol, eso seguro. 

Valverde de los Arroyos, como no, mi Arquitectura Negra, no es que sea mía, pero es que es uno de los rincones más hermosos de la Sierra y de la provincia. Destaco Valverde por sus chorreras, que aun, en pleno agosto, siguen bajando sus aguas frías, donde podréis disfrutarlas a la par del inmenso paisaje a las faldas del Ocejón

De la Alcarria me quedo con Brihuega, es una localidad que puede presumir de agua y zonas verdes, sus fuentes hacen que sea más llevadero el paseo por el pueblo y ya no os digo su parque Maria Cristina, el entorno del castillo con sus inmensos árboles centenarios o los preciosos jardines de la Real Fábrica de Paños. 

Pero debo incluir un rincón más de la famosa comarca, en este caso casi llegando a los límites de Cuenca, si, estoy hablando de la famosa playa de Bolarque de Almonacid de Zorita, donde se embalsan las aguas del Tajo y del Guadiela en las faldas de la Sierra de Altomira, no quiero hacer comparaciones odiosas, pero es lo más parecido a una cala balear en nuestro corazón alcarreño, jejeje.

Os he querido mostrar algunos de los rincones más conocidos, pero no nos podemos olvidar de otras vegas de ríos tan importantes como el Henares, donde resalto su paso por Baidesen Yunquera de Henares, en su Santuario de la Virgen de la Granja, o pueblos con fortuna de tener a su paso el río Pelagallinas como Prádena de Atienza.

Espero que os haya gustado este post veraniego y que os haya podido refrescar un poco. Ya sabéis que si queréis conocer la provincia de Guadalajara, sólo tenéis que visitar mi web www.tu-guia.es o enviar un correo a info@tu-guia.es

Un saludo,
Manuel Granado Herreros
Guía Oficial CLM-423-P

jueves, 2 de marzo de 2017

La Guadalajara romana

A finales del mes de febrero ocurrió una preciosa noticia en nuestra provincia la confirmación que debajo de 70 centímetros de tierra se sitúa toda una ciudad romana, sus calles, foro, termas e incluso un templo. Hablamos que ha sido en el término municipal de Driebes, en el entorno de la antigua ermita de la Virgen de la Muela. Podéis leer la noticia aquí

Siempre bromeo con los turistas cuando hablo de la época romana y Guadalajara. Parece como que nuestra tierra en aquella época era zona de paso entre Augusta-Emerita y Caesar-Augusta o entre Cartago-Nova y Complutum

Todavía no hemos encontrado los restos de aquella Arriaca que supuestamente sería el origen de la capital, el cual se pensaba en el XVI, en plena ebullición del renacimiento español, que era Caraca, basándose en el historiador Plutarco y sus "Guerras Civiles" donde describe una ciudad a orillas del río Tagonio (que algunos autores identifican con el Henares) donde sus habitantes se refugiaron en cuevas inexpugnables durante el asedio romano. Esta idea caló en el romántico XIX e hizo que los oriundos de la capital provincial se les conociese como "Caracenses" llegando a apellidar así al Liceo que todos conocemos ubicado en el antiguo Convento de la Piedad. Más adelante se descubrió que esa Caraca era Carabaña y el Tagonio el Tajuña, pues bien, parece que al final la historia nos ha hecho ir más al este y resulta que es Driebes donde se ubica Caraca y que ese Tagonio debe ser el Tagus, más conocido como el río Tajo. Un enorme descubrimiento que cambia todo, ya que no estaríamos tan influenciados por la vecina Complutum.

Pero ¿hay más vestigios en nuestra provincia?, hasta el momento el yacimiento con mayor valor era la villa romana de Gárgoles de Arriba, próximo a las ruinas del convento de San Blas en el camino que unía Segóbriga con Segontia, donde destacan sus preciosos mosaicos del S. I d.C. hoy en el Museo Provincial de Guadalajara. Otra villa romana más desconocida fue la encontrada en Azuqueca de Henares, del S. II d.C. posteriormente ocupada en época Visigoda y donde se encontraron las fíbulas con forma de águila hoy expuestas en el Museo Arqueológico Nacional (MAN), el cual recomiendo visitar. Pero ¿sólo dos?, no, como es lógico, podemos hablar de otras como en Mandayona o Palazuelos

Efectivamente, Segontia es Sigüenza, un oppidum testigo de las Guerras Celtíberas que cuando cayó Numancia, cayó ella y se romanizó, comenzando su ubicación en la parte alta para luego, en tiempos de paz, bajar a la vega del Henares en el entorno del actual parque de la Alameda y el convento de las Ursulinas, donde se han encontrado monedas y monumentos epigráficos. En el trayecto de esa Arriaca con Segontia se situaba Caesada, donde hoy podemos ubicarla en Espinosa de Henares, aunque parece ser que no con entidad de ciudad. 

Los romanos también dejaron su huella en las explotaciones salineras, que ya venían siendo explotadas antes por los celtíberos en Imón o Armallá, hoy ya muy transformadas por las reformas del XVIII en época del rey Carlos III. 



Y si hablamos de Roma, hablamos de su ejército, destacando el campamento romano de "La Cerca" en Aguilar de Anguita, 12 Ha en una situación estratégica envidiable para vigilar el valle del Tajuña hacía el Tajo donde se puede ver todavía la muralla con un grosor de más de 2 metros. Dicho campamento fue descubierto por el Marqués de Cerralbo, cuya Casa-Museo también recomiendo visitar en Madrid. 

Los romanos introdujeron mejoras en calzadas, viaductos y acueductos, de las vías ya hemos dicho que nos atraviesa una de las principales, de los puentes no podemos decir que se mantengan, aunque algunos actuales podrían tener su origen en esta época, pero sí en cambio los acueductos, en Zaorejas, en el Alto Tajo, en mitad del valle y próximo al pueblo encontramos un precioso y pequeño ejemplo que salvaba el desnivel para la traída de aguas. 

Quien diga que la historia es una ciencia que no está viva, se equivoca, la historia, primero, es algo a lo que debemos dar mucha importancia porque nos dice de dónde venimos y nos ayuda a entender mejor nuestro presente e incluso futuro próximo, pero sobre todo, cuando ocurren descubrimientos como el de Driebes nos hace ver que está viva, lo que pasa es que su movimiento es más lento (sobre todo por la falta de inversión pública) pero cuando se descubre lo cambia todo y siempre para bien.

Bueno, espero que os haya resultado interesante mi post sobre la Guadalajara romana.

Si queréis que os enseñe estos rincones u otros de la provincia, ya sabéis que podéis encontrarme en www.tu-guia.es